lunes, 4 de febrero de 2008

MOTIVOS OCULTOS



Esta es una historia sobre exoticas rutas ferroviarias, ambicion y la rapida expansion de la economia global.

Un de los motivos de la 1ª Guerra Mundial, y muy poco conocido por el publico, fue la planeada construccion de la linea de ferrocarril entre Bagdad y Berlin a traves del desaparecido Imperio Otomano, a finales del siglo diecinueve y principios del veinte. Este ferrocarril uniria el famoso "Orient Express" con la linea Bagdad-Estambul. Diseñado por el ingeniero Wilhelm von Pressel en 1872, se hubiera encontrado, en su mayor parte, bajo control aleman. En 1888, el Sultan Abdul Hamid II se dirigio a George von Siemens del Deutsche Bank para que la ayudara a financiar el proyecto.
El gran crecimiento de la economia alemana habia hecho posible, a su vez, el desarrollo de un potente sistema bancario. Y ese ferrocarril permitiria aproximar a Alemania a sus colonias en Africa y en Asia. El comercio y las mercancias se beneficiarian de su paso a traves del Golfo Persico, donde ademas se podria conseguir un suministro directo de petroleo, el mismo petroleo que abastecia a la armada britanica y permitia a Inglaterra seguir manteniendo su politica colonial.
El proyecto del ferrocarril Berlin-Bagdad fue percibido como una clara amenaza por parte del sistema financiero y oligarquico ingles, el cual no escatimaria esfuerzos a la hora de proteger su propia hegemonia en un momento en que la adopcion de modernos sistemas de desarrollo economico estaban permitiendo un gran crecimiento por parte de Alemania.
Para 1888 los alemanes habian recibido permiso de los turcos para que la Compañia Ferroviaria de Anatolia empezara a trabajar. Para 1896 ya habian completado la linea que unia Angora con Konya. Esta linea era la primera de las dos secciones de la linea a Bagdad o "Bagdadbahn". En ese mismo momento, los alemanes ya se encontraban enfrascados en el complejo y caro diseño del resto de la linea. Con este ferrocarril, Alemania podria establecer su propio puerto en el Golfo Persico y el Imperio Otomano podria haber asegurado su control sobre Arabia y quizas, incluso extenderlo mas alla, hacia Egipto, todavia bajo control ingles.
En 1901, el gobierno aleman informo del hallazgo de grandes campos de petroleo alrededor de los rios Tigris y Eufrates, y en 1902 el gobierno otomano concedio a una empresa alemana la concesion para la construccion de una nueva linea hacia el Este, entre Ankara y Bagdad. Problemas financieros y dificultades a la hora de atravesar la cordillera del Taurus ralentizaron el avance de esta obra.
La construccion de la linea que unia Konya con Mosul y desde alli hacia Bagdad y Basora, continuaba, pero solo se habian realizado 200 kilometros y aun coste muy elevado. Cuando el gobierno otomano autorizo el ferrocarril de Konya a Bagdad en 1903, Rusia, Francia e Inglaterra se sintieron alarmadas por que un ferrocarril que uniera Bagdad con Berlin amenazaba su status. Rusia podria sufrir el aumento del comercio aleman en el Caucaso y mas alla, hasta en Persia (el actual Iran). Francia todavia guardaba un profundo resentimiento por su derrota en la Guerra Franco-Prusiana de 1870 y estaba anxiosa por enriquecerse a costa de Alemania. E Inglaterra ya estaba embarcada en la gran, y muchas veces agotadora, empresa de mantener todas sus posesiones.
Y asi, mientras en la superficie, los ingleses, astutamente, apoyan el proyecto, viendo como los alemanes pagan las facturas de las vias y no dejan de gastar dinero en la linea, mas profundamente los miedos iban cocinandose a fuego lento, por que este ferrocarril podria ser algun dia el gran competidor del comercio britanico en toda Mesopotamia, e incluso poner este fuera del alcance de los aranceles britanicos. Por lo tanto, Inglaterra empezo a tejer de forma silenciosa una red de alianzas, sobre todo con Francia, que le permitieran libre acceso por mar a los campos petroliferos y un rapido acceso por ferrocarril a lo largo de la costa del Golfo Persico.
En 1911, los alemanes propusieron una nueva linea que permitiera el comercio con el Norte de Siria y el Norte del Mesopotamia. Esta linea fue vetada por Inglaterra, y en 1914 el gobierno aleman fue obligado a reconocer que esas dos areas estaban bajo el exclusivo control financiero de los britanicos. Los alemanes, que ya se habian gastado una fortuna, y puede que en vano, tenian ahora que admitir la presencia de dos britanicos en el consejo de administracion del ferrocarril a Bagdad y comprometerse a no extender la linea de ferrocarril mas alla de Basora ni a establecer ningun puerto en el Golfo Persico sin la aprobacion de los ingleses.
En 1916, sin que lo supieran los alemanes y casi nadie en todo el mundo, los colonialistas ingleses y franceses realizaron un pacto secreto, mas tarde conocido como Tratado Sykes-Picot, por el cual acordaban repartirse los territorios de Oriente Medio entre ellos, redibujar los mapas de la region y asignarse areas de influencia, la cual estaria garantizada con la implantacion de gobiernos titeres en los nuevos paises. El tratado explicaba como tenian pensado repartirse el Imperio Otomano una vez este colapsara a causa de la guerra. Ambas potencias coloniales acabarian intentado engañarse mutuamente para sacar mejor tajada. El Tratado Sykes-Picot se mantuvo en secreto hasta el año 1917, en el que, durante el transcurso de la Revolucion Bolchevique, varios documentos que hacian referencia al mismo cayeron en manos de los revolucionarios, que los hicieron publicos.
Asi que mientras muchos de los contenciosos economicos y coloniales que mantenian ingleses, franceses y alemanes, como la financiacion del ferrocarril Berlin-Bagdad, aparecian como "resultas" antes del inicio de las hostilidades en 1914, la realidad es que existia un trasfondo de tensiones e intrigas entre todos los paises. El ferrocarril hacia Bagdad fue muy pronto indignamente acusado de tratarse de una "amenaza de dominacion alemana" en Oriente Medio e incluso en Asia, que ademas coincidio con con una oleada de sentimientos "anti-britanicos" y "pro-alemanes" entre la clase media egipcia, la cual ya habia mostrado un gran interes en los exitos alemanes. En algunos circulos al Kaiser Guillermo se le conocia como "el gran protector de Islam", mientras que los turcos esperaban el momento en que los musulmanes de la India y Egipto se alzaran contra sus amos ingleses.
En 1915, se habian iniciado cuatro secciones del ferrocarril, pero todavia quedaban mas de 300 kilometros por completar entre ellas, asi como varios tuneles. Y resulto que en aquellos dias era embajador de los Estados Unidos ante el Imperio Otomano el "inefable" Henry Morgenthau, padre. Fue el quien propago la espantosa, y falsa, noticia de que el Sultan tenia un plan para el "asesinato y exterminio de todos los cristianos que se hallaran en sus posesiones, excepto los de origen aleman". De ese modo los intereses alemanes en la region fueron presentados como "imperialistas" y "expansionistas", por las potencias mas imperialistas y expansionistas del momento, que no estaban dispuestas ni a ceder ni un apice en su "lugar bajo el sol". Morgenthau fue tambien el creador de uno de los mitos mas conocidos de la propaganda anti-alemana de la guerra, la increible, y tambien falsa, historia del "Consejo de la Corona". Morgenthau hizo llegar a los medios pruebas de que el Kaiser habia hecho llamar al "Consejo de la Corona", compuesto por altos cargos del gobierno, embajadores y banqueros, el 5 de Julio de 1914. Una vez reunidos, les habria informado de que tenia planeado iniciar la guerra en Europa, a lo que los banqueros respondieron exigiendo dos semanas para reclamar prestamos y vender valores. Despues el Kaiser habria iniciado un crucero por el Baltico, como si nada hubiera pasado, de forma que Inglaterra, Francia y Rusia

2 comentarios:

Alberto Navarro dijo...

100 años han pasado y sigue Alemania fuerte, Inglaterra no, ha perdido su imperio, y quizás Alemania pueda volver a reinar con su ingenio en el mundo, el convenio de libre comercio económico con USA, Ucrania como puente. Un ejemplo de laboriosidad al mundo.

mauher97 dijo...

Cómo se llamaba el tren?